Soy un animal

Hace calor. El viento se paró. Un cielo en lucha se tiñe de negro. Toda mi piel se excita y brilla el gris, animal que acecha, que intuye la tormenta. Un resplandor rasga la bruma, un trueno explota, y otro más. Es la señal, la danza empieza ya. Golpea el viento sin piedad, la lluvia grita su canción y el buen danzante se agita y pide más. Bailando entre la tormenta me siento bien. Giro y salto, casi vuelo corriendo por los tejados. Soy un animal.