Sigo bailando

Besos de flujo y miel, tu lengua sobre mi piel. Bailando, sigo bailando. Te quiere quien te levanta. Quien bien te quiere limpia tus lágrimas. Bailando, sigo bailando. Con las miserias del poder, siempre enfrente. Bailando, sigo bailando. Me gusta ser un territorio ocupado y desarmado entregarme a ti. Cuando se rompen las fronteras entre tu cuerpo y el mío. Es la única guerra que merece la pena.