Por la madriguera del conejo blanco

Ando perdido en este laberinto poniendo nombre a tanta cosa que asusta ¿Cómo transformar el dolor en algo que merezca la pena? Por la madriguera del conejo blanco me acerco a ti de otra manera. Hay un deseo bailando en la noche. Si la curiosidad es más fuerte que el miedo, hay una grieta por donde colarse. Amo esta vida loca a veces sol y otras tormenta. Amo esta vida loca que por las calles rotas me lleva hasta tu cuerpo. A ti, que das sentido a las palabras amor, deseo y libertad. Es una droga dura que sin duda acabará conmigo. Y si es esto la vida, pues venga otra vez, que quiero más y más.