Juegos malabares

Voy acumulando errores, tropezones y despistes. Y de tanto cagarla llegaré a ser sabio alguna vez.   Niña del amor eterno, deja de pisarme el callo que yo te regalaré todo lo que soy, y más. Un poquito de paciencia no está mal.   Aunque van creciendo las espinas, sigo haciendo malabares, aprendiendo en todas las esquinas. Que aún nos queda por jugar la mejor de las partidas.   Cuántas cosas se me escapan por pequeñas y sutiles. Aunque algo me está diciendo que ahí está lo cierto, lo mejor.   Ese gesto perdido dice más que lo que cuentas. Poder limpiar con un beso el mapa de la tristeza que una lágrima en tu cara dibujó.   Aunque van creciendo las espinas, sigo haciendo malabares, aprendiendo en todas las esquinas. Que aún nos queda por jugar la mejor de las partidas.   Qué cabrón y buen amigo es el espejo de mi casa. Él me cuenta con descaro cómo pasa el tiempo.   Una mirada distinta, un sol para cada noche, un saber lo que es primero, y esa lágrima lo es. Todo error es un principio si se sabe mirar bien.   Aunque van creciendo las espinas, sigo haciendo malabares, aprendiendo en todas las esquinas. Que aún nos queda por jugar la mejor de las partidas.