Hay un tesoro en tus lágrimas

Soñar para poder desear y correr tras mis deseos. Aunque hoy el espejo duela más, y el tiempo es un veneno lento, veneno lento. Es la estupidez banda sonora que hace bailar al mundo. Aprendo a respirar bajo las olas de este mar de locos, mar de locos.   Hay un tesoro en tus lágrimas.            Hay un tesoro en tus lágrimas. Hay un tesoro en tus lágrimas. Son semillas de rebelión.   Soñar para poder desear y correr tras mis deseos. Más allá de las ruinas de esta noche hay un lugar que sabe a beso, que sabe a beso. Dulce como el peligro, para quien busca y sabe decir que no, aprendo a deslizarme sobre las olas de este mar de locos, mar de locos.   Hay un tesoro en tus lágrimas. Hay un tesoro en tus lágrimas. Hay un tesoro en tus lágrimas. Son semillas de rebelión.