Hay cuentos aún por inventar

Andar a ciegas sobre un tejado tropezando en la oscuridad. ¿Quién dijo que no es más divertido que seguir los caminos marcados?   Resbalando por tu cuerpo, rociado por la confusión. Es la duda mi bufanda, es tu miedo mi dolor.   Mirando al mar las tormentas salpican despejando la estupidez. Tiro de la cadena y digo adiós a mi trocito de realidad. Hay cuentos por inventar. Hay cuentos aún por inventar.   Disparo al poli que habita en mí, escupo sobre Peter Pan. Desobediencia para merendar y habilidad pa tropezar con el lobo.   Ahora no, ahora sí, esta rayita va por ti. Es la duda mi bufanda, es tu miedo mi dolor.   Mirando al mar…