Busco en tus labios

Voy perdiendo la sonrisa en cada esquina, cada noche pesa en el recuerdo. Un sol que nace y otro que se muere, coleccionando horas y minutos. Busco en tus labios la manera de vivir, me parto la cara por un segundo en tu cuerpo. No son muchas las razones para seguir perdido en la noche, bailando siempre en la cuerda de mis sueños, pidiéndote que arañes mi soledad. Acaba el día, siento el vértigo del tiempo que se derrama turbio entre los dedos.